Es muy habitual utilizar taquillas en muchos lugares públicos. Supermercados, gimnasios y hasta estaciones de autobuses tienen este tipo de servicio para que sus clientes puedan guardar sus pertenencias. El funcionamiento es muy sencillo: se desposita una moneda en concepto de fianza y se cierra la taquilla quedándonos con la llave. Cuando se abre la